1ero de Mayo 2014

1ero de mayo 2014

Cabe mencionar que en los últimos años las movilizaciones por 1° de Mayo en Lima son realmente deprimentes, con saldos bastante negativos. Mientras en casi todos los países del mundo podemos apreciar inmensas masas obreras y populares marchando para visibilizar sus demandas, para exigir el cese al hostigamiento antilaboral, para reclamar mejoras salariales, readmisión de despedidos, alto al acoso antisindical, etc., aquí en nuestra capital (como reflejo del resto del país) se dan marchas que languidecen por su falta de coordinación, su falta de unidad y cohesión para salir como clase, como pueblo, como sectores explotados frente a un sistema que cada día nos sigue matando.

Ya es recurrente que cada primero de este mes la CGTP brille por su total inoperancia y su descaro para llamar a sus bases a no salir a protestar, sino a celebrarlo con baile y todo cada quien su local sindical, mientras los burócratas y liberados “sindicales” posan para la foto desde un estrado improvisado justificando frente a una pequeña masa de partidos y colectivos de izquierda que aplauden y fortalecen el círculo vicioso de la inercia social.

El 1° de Mayo es día de lucha, de reafirmación clasista, de solidaridad entre los que luchan, de protesta y reinvindicación, no es un día festivo o un feriado más. Lo visto ayer confirma una vez más que seguimos en estado embrionario respecto a la construcción de una franja política de intención revolucionaria o de la unidad de todos los pueblos. Se convocan marchas por aquí, se hacen mítines por allá, y no se ven bases sindicales, no se ven las otrora gloriosas federaciones obreras o gremiales capaces de parar el país con una jornada de lucha. Nuestra izquierda aún camina lento, preocupada en el cálculo político de corto plazo son arengas fuertes pero con nula presencia en las bases populares.

De lo que se trata es de entender de una vez que si no generamos lazos de unidad desde las bases, que si no nos ponemos a discutir y trabajar en pos de la superación de mil sectarismos intransigentes y buscamos salidas viables a las demandas populares apostando por el empoderamiento de cada sector en lucha que rebase meros marcos institucionales y apueste por la acción directa de masas para la resolución de sus conflictos, no llegaremos nunca a nada.
Si bien el sindicalismo en general fue bombardeado por el neoliberalismo y el fujimorato en los 90s, aún se puede reconstruir un nuevo sindicalismo desde las bases, que entienda que solo en la solidaridad y la organización está la solución y que solo la lucha decide el futuro que nos tocará afrontar.

Franz García
2 de mayo, 2014

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Eventos, Noticias, Perú, Protestas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s