Apuntes Post-Marcha

994537_408950562559335_57486258_n

22 de Julio 2013

Algunos apuntes post-marcha del lunes 22 por la noche:

1.- Se va reafirmando que la tendencia respecto a la asistencia a las movilizaciones o acciones de protesta (vía redes sociales o radio bemba) va en franco crecimiento, congregando a multitudes de trabajadores, estudiantes, desempleados, pobladores de los conos de la ciudad, activistas, etc., quienes bajo la consigna de “¡Aquí, allá, el miedo se acabó!” poblando las principales vías del centro limeño empujados por una indignación social frente al estado de cosas que ya se torna realmente insoportable.

2.- En lo que va del actual gobierno nacionalista la tasa de represión es realmente cruda. Lo paradójico es que muchos de los que votaron por él lo hicieron creyendo en su programa de “la gran transformación” que sobre el papel significaría un alto a la odiosa ola de criminalización de la protesta popular profundizada por la anterior gestión aprista. Sin embargo, el panorama indica lo contrario: la represión y el neoliberalismo no solo está en continuismo sino que en una profundización descarada.

3.- Ya se cuentan por montones los detenidos, golpeados, torturados, asesinados durante el mandato de Ollanta Humala que no ha dudado en endurecer sus políticas anti-populares tanto en el plano económico como social, irónicamente su gestión se muestra débil frente a la creciente inseguridad social (sicariato, marcas, etc.) punto por el cual también gran parte de la población lo eligió (bajo el estereotipo absurdo de militar=orden y seguridad).

4.- Solo contando las últimas movilizaciones en nuestra capital podemos trazarnos una idea sobre el reciente devenir de la protesta social frente a las medidas del Ejecutivo o el Legislativo. Sabemos todos Lima capital hace mucho tiempo que se encontraba entrampada en una inercia y desmovilización apática que veía con recelo las intensas jornadas de resistencia y protesta en provincias, sin embargo ahora parece ser que dicho panorama se va trastocando y la indignación viene a ser el punto de partida para mayores acciones.

5.- A pesar de las recientes convocatorias masivas se ha podido ver un alto grado de incomunicación o desorganización entre los sectores movilizados. Por ejemplo en la última jornada nacional de lucha contra la Ley del Servicio Civil se pudo ver a los trabajadores estatales marchando por su lado, a otros gremios haciendo lo propio y a los estudiantes por su cuenta en defensa de la autonomía universitaria. Si bien estamos retomando la dinámica de acción y lucha deberíamos apuntar ahora mismo a las necesarias coordinaciones y unidad desde la lucha entre quienes estamos en las calles por distintas demandas haciendo un solo puño popular.

6.- Este proceso de unidad no debe ser construido a cualquier precio empeñando o entregando lo poco que se va conquistando a sectores con intereses partidistas en particular. La consigna debe ser “todo el poder para el pueblo”, generando unidad en la diversidad pero desde abajo y a la izquierda. Debe ser escuchado y puesto en primera línea la voz de los estudiantes, de los trabajadores (sobre todo de los ninguneados por las centrales “sindicales” oficiales), de los pobladores de los AA.HH., de los compañeros LGTB, etc, que componemos el vasto movimiento popular erradicando afanes caudillistas, electoreros, etc, que solo debilitan nuestras demandas.

7.- Las plazas y las calles deben ser el escenario natural de lucha y combate de los de abajo y no se debe permitir bajo ninguna excusa la intervención de partidos o elementos de la derecha o la burguesía que bajo la excusa de “democrática, popular o decente” pretende copar nuestros espacios y mostrarse como gente decente, lavándose la cara frente a la población. En las recientes marchas hemos visto a partidos como Acción Popular, APRA y hasta los niñitos bien del neoliberal yanky Pedro Pablo Kuczynski (los inefables pepekausas). Enumerar la lista de motivos para rechazarlos sería largo y no es menester ahora, pues todos sabemos el trajinar de estos partidos de derecha y su papel en la política nacional.

8.- Es necesario pasar de la indignación ciudadana al escenario de abierta confrontación de clases que lo cuestione todo y que busque construir aquí y ahora nuevas relaciones sociales. Recordemos que grandes proyectos revolucionarios en la historia de la humanidad iniciaron por reclamos puntuales, por más pan, por más agua, por más trabajo, contra la corrupción, contra el hambre desencadenando procesos de liberación incontenibles. Hablamos de la forja y consolidación del Poder Popular de abajo hacia arriba y entre todos.

9.- A ver si panoramas como este donde se desnuda una vez más a un gobierno que entra con promesas por la “izquierda” termina reprimiendo y actuando por la derecha, nos sirven como lección para renovar la autocrítica dentro de la izquierda combativa buscando nuevas y mejores soluciones. Cierto sector de la izquierda reformista, “democrática y responsable” se ha juntado en otro frente más de cara a las elecciones venideras. ¿No ve esta izquierda que -teniendo en cuenta los largos años de letargo y retroceso por parte del fujimorismo y la guerra interna- tenemos una población inmersa en el apoliticismo y el miedo? Este contexto genera una brecha enorme entre la población y los “referentes de izquierda”. Sumado a esto el descrédito que tienen los partidos de siempre vuelve inviable ciertas maniobras que por arriba pretenden hacer los líderes añejos de esta izquierda también añeja (y hasta rancia).

10.- El panorama actual nos demanda fortalecer las bases sociales, fortalecer la inserción social en cada barrio, sindicato, fábrica, taller, campo, universidad, etc. Debemos primero erradicar el miedo de protestar en las calles, debemos reestructurar ciertas políticas de participación y representación para construir nuevas relaciones de acción y movilización. Es urgente formar asambleas de discusión en las plazas de la ciudad, seguir agitando y manteniendo dinámicas de acción directa de masas, auto-organización y horizontalidad para avanzar y avanzar.

¡Si el presente es de lucha, el mañana nos pertenece!

Franz García Uceda – Unión Socialista Libertaria

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Capitalismo, Noticias, Perú, Política, Protestas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s