Realizando lo Imposible (Sobre Decisión por Consenso) – Occupy Wall Street

Escrito por David Graber para OccupyWallStreet.org (ver el artículo en ingles). Traducido por Renzo – Bitácora Anarquista

Manifestación en Washington Square donde se han llevado a cabo al menos dos asambleas generales. Foto: Stephen O’Byrne

El 2 de Agosto del 2011, en la primera reunión de lo que iba a ser conocido como Occupy Wall Street, alrededor de doce personas se sentaron en un circulo en Bowling Green. El auto-proclamado “comité de proceso” para un movimiento social que tan solo esperábamos que algún día exista, contemplaba una decisión trascendental. Nuestro sueño era de crear una Asamblea General de Nueva York: el modelo de asambleas democráticas que esperábamos que surja a través de Estados Unidos. ¿Pero como realmente operarían esas asambleas?

Los anarquistas en el círculo hicieron lo que parecía, en el momento, una propuesta disparatadamente ambiciosa. Porque no dejarlas operar exactamente como opera este comité: por consenso.

Fue, al menos, una apuesta salvaje, porque hasta donde nosotros sabíamos, nunca nadie había logrado sacar algo como esto adelante. El proceso consensual había sido satisfactoriamente usado en consejos de delegados – grupos de activistas organizados en grupos de afinidad separados, cada uno representado por un solo “delegado” – pero nunca en asambleas masivas como la anticipada en la ciudad de Nueva York. Incluso las Asambleas Generales en Grecia y España no lo habían intentado. Pero el consenso era la propuesta que mas concordaba con nuestros principios. Así que tomamos el salto.

Tres meses después, cientos de asambleas, grandes y pequeñas, ahora operan por consenso a lo largo de Estados Unidos. Las decisiones son tomadas democráticamente, sin voto, por aprobación general. Según la sabiduría convencional, esto no podría ser posible, pero esta ocurriendo – de la misma manera que otros inexplicables fenómenos como el amor, la revolución, o la vida misma (de la perspectiva de, digamos, física de partículas) ocurren.

El proceso de democracia directa adoptada por Occupy Wall Street tiene raíces profundas en la historia radical americana. Fue ampliamente empleada en el movimiento por los derechos civiles[i] y por “Students for a Democratic Society”[ii]. Pero su forma actual se ha desarrollado adentro de movimientos como feminismo e incluso dentro de tradiciones espirituales (los cuáqueros y amerindios) tanto como en el anarquismo mismo. La razón directa por la cual la democracia basada en el consenso ha sido tan firmemente adoptada por y identificada con el anarquismo es porque esta encarna lo que es quizás el principio fundamental del anarquismo: Que de la misma manera que los seres humanos tratados como niños tendrán la tendencia de actuar como niños, la manera de alentar a los seres humanos para que actúen como adultos maduros y responsables es tratarlos como si ya lo fueran.

El consenso no es un sistema de votación unánime; un “bloqueo” no es un voto “No”, pero un veto. Piénselo como la intervención de una Corte Suprema que declara una propuesta en violación de principios éticos fundamentales – excepto que en este caso el traje de juez le pertenece a cualquiera con el coraje de ponérselo. Que los participantes saben que pueden instantáneamente anular una deliberación si sienten que es un asunto de principio, no solo significa que lo hagan raramente. También significa que un compromiso sobre asuntos de menor importancia es más sencillo; el proceso hacia una síntesis creativa es realmente la esencia del asunto. Al final, no interesa tanto como una decisión final fue llevada a cabo – por un grito a lo largo de cuadras o una mayoría de manos alzadas – siempre que todos puedan haber participado ayudando a moldearla y reformarla.

Tal vez nunca podremos probar, a través de la lógica, que la democracia directa, la libertad, y una sociedad basada en principios de solidaridad humana son posibles. Solo podemos demostrarlo a través de acciones. En parques y plazas en todo Estados Unidos, el pueblo ha comenzado a ser testigo de esto a medida de que han participado. Los estadounidenses crecemos aprendiendo que la libertad y la democracia son nuestros valores más importantes, y que nuestro amor por la libertad y la democracia es lo que los define como gente – aún así, en maneras sutiles pero constantes, nos enseñan que la libertad  y la democracia genuina nunca podrán existir realmente.

El momento en el que nos demos cuenta de la falacia de esta enseñanza, nos preguntaremos: ¿cuantas otras cosas “imposibles” podríamos llevar a cabo? Y es ahí, es aquí, cuando comenzamos a realizar lo imposible.


[i] Civil Rights Movement

[ii] Students for A Democratic Society

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cooperacion, Eventos, Política, Protestas y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Realizando lo Imposible (Sobre Decisión por Consenso) – Occupy Wall Street

  1. Pingback: Indignados y Occupy: ¿Dos Caras de la misma Moneda? | Bitácora Anarquista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s